Estás en

El deseo de “ser importante” y su reflejo en la formación online

30 de agosto de 2013

Etiquetas: The e-learner

El deseo de “ser importante” y su reflejo en la formación online

Como bien lo asegura Freud, los seres humanos nos movemos por dos deseos en la vida, el primero de ellos se los dejo para consulta; el segundo es “el deseo de ser importantes”; este deseo, es 100% aplicable en la formación online. Los aprendices virtuales buscan ser parte activa del entorno en el que se desenvuelven, quieren sentirse reconocidos, en sí, necesitan y desean sentirse motivados.

 

La motivación es una ficha clave a la hora de pensar en e-learning. Los encargados del diseño de estrategias de formación online deben centrarse no sólo en el presupuesto y plataformas con las que cuenta la institución u organización para el desarrollo del proceso de enseñanza, también deben volcar su mirada al usuario final, a sus estudiantes, interesándose en conocer sus expectativas para así, idear la mejor manera de suplir sus deseos.

 

Soy una convencida de que ese reconocimiento de las capacidades y cualidades diferenciales que hay entre los estudiantes, es necesario trasladarlo a la educación virtual, no para que el tutor tenga un “estudiante preferido”, ni mucho menos, sino bien, para que pueda descubrir eso que hace sentir importante a cada uno de sus alumnos, y de esta manera sacar provecho de esas cualidades y particularidades que servirán de insumo para acentuar los procesos de aprendizaje.

 

Bien, tenga entonces en cuenta estas claves para hacer sentir importante a sus estudiantes en línea:

 

1.     Identifique las motivaciones de su curso: Al iniciar el proceso de formación no olvide hacer un acercamiento a través de un foro o “cafetería virtual” para que todos y cada uno puedan presentarse, decir de dónde son, qué hacen, cuáles son sus motivaciones para estar allí, qué tan novatos son en el manejo de plataformas virtuales, etc.

 

2.     Tómese el tiempo para responder: Tanto en esta dinámica inicial de presentación como en los demás foros de debate y foros de preguntas, no olvide responder los comentarios, inicie por el nombre del alumno e incluya una frase que invite a seguir participando. Ejemplo: “Diana, es un gusto para mí leerte de nuevo, tus apreciaciones son muy valiosas para el desarrollo del curso, sigamos construyendo”. Es muy importante que proporcione soporte continuo.

 

3.     Dé a sus estudiantes contenido relevante y significativo: Es posible que el estudiante sea tímido y no necesite un reconocimiento público para “sentirse importante”, pero seguro estará sintiéndose a gusto con el curso y su tutor si encuentra el contenido adecuado que lo impulse a investigar, leer y aprender de manera autónoma; por eso, haga un esfuerzo por completar con ejemplos cotidianos las guías de estudio, integre a la información dada más y mejores ejemplos, deje lecturas complementarias interesantes, abra espacios para el diálogo y debate.

 

4.     Incentive la curiosidad: Permítase contar historias, desarrolle las guías de estudio con vínculos que lleven al estudiante a videos, textos y referencias bibliográficas externas. Plantee dinámicas sociales para descubrir artículos de interés, dé espacio para el juego de palabras, imágenes y saberes.

 

5.     Asegúrese de crear vínculos con sus estudiantes: Sé que muchos tutores con este consejo estarán diciendo: “¿Cómo se te ocurre, acaso no sabes que tengo X número de estudiantes qué atender?”, pues se me ocurre porque para mí, el proceso de formación e-learning que tenga un tutor o tutores de por medio, debe promover un aprendizaje y acompañamiento más personalizado, y a su vez, crear espacios para la colaboración y asesoramiento indicado que ayuden al estudiante a encontrar el mejor camino hacia su conocimiento, basado en la identificación de sus capacidades y destrezas; y esto no se logra, sino hay un vínculo directo entre estudiante-tutor y tutor-estudiante.

 

Hablo aquí de un proceso de formación e-learning convencional, porque para los MOOCs (Massive Online Open Course) esta clave no aplica directamente al tutor, sino bien a la plataforma de aprendizaje, en este tipo de cursos el reconocimiento, viene dado por la gamification del aprendizaje, que seguro tendremos la oportunidad de abordar en otra ocasión.

 

 

 

 

*Diana Salazar, es estratega digital, trabaja con procesos de formación y apropiación social TIC, e-learning, redes sociales, mundos virtuales 3D y startups. Cree en el papel transformador de la mujer en la sociedad, en la educación como eje fundamental para el desarrollo y en la tecnología como su aliado. Estamos condenados al fracaso si reservamos del mundo sólo un rincón tranquilo.

 Twitter: @ddianasalazar Web: ddianasalazar.com

comments powered by Disqus